A veces, una imagen vale más que mil palabras.