Archivo de la etiqueta: emprender

El inicio… ese gran desconocido.

Todo el mundo habla de los finales. Las despedidas, el fin, los vacíos y el miedo que da sentirlos… ¿Alguien se preocupa de los principios?

Últimamente, el cambio es una de las palabras que mas utilizo. Cambia de casa, cambia de coche, cambia ritmo de vida, cambia, cambia… Y, cada cambio, equivale a un nuevo inicio. Bien es verdad que desprenderse de cualquier cosa siempre es difícil, pero, empezar otras nuevas, no es que sea de lo más sencillo.

Adaptarse a una nueva situación, una nueva forma de vida, una nueva etapa, conlleva un gran esfuerzo y, sobre todo, valentía. Valentía para afrontar un nuevo reto, un nuevo futuro que no sabes cómo es ni cómo será y eso, no cabe duda, no es nada fácil. El fin es complicado, sí, pero sabemos del pasado, lo hemos vivido y sabemos como es. A ello es a lo que debemos acogernos, a no cometer los mismos errores y a evitar las mismas piedras y saltarlas en ese inicio que viene.

Y ánimo. Mucho ánimo. En algún momento de esas nuevas andanzas se va a tropezar, no lo dudes. Pero hay que tener ánimo de levantarse y seguir porque, esa piedra, ya es pasado y ya la conocemos. Sí, esa es la clave, dejar en el pasado los tropiezos y los finales, pero ojo, sin olvidarse en ningún momento de ellos. No todo es malo, hay cosas buenas y, esas, son las que nos van a ayudar a seguir adelante. Si en un pasado desechado tuvimos tiempos bonitos, en un nuevo comienzo, van a ser mejores. Sí, esa es la actitud.

Entonces…. ¿empezamos? No hace falta hacerlo de cero, igual así resulta más difícil… pero si que podemos hacerlo desde un poco más adelante…. podemos empezar, incluso, desde donde lo habíamos dejado.

 

Share

Y… ¿Por qué no?

De verdad, ¿Por qué no?

 A veces, cuando nos vemos envueltos en situaciones que no nos gustan, que nos incomodan o, simplemente, no es el contexto en el que queríamos estar en este punto de nuestra vida, la frustración puede llevarnos a verlo todo de muchos puntos de vista distintos. Pero solo dos son importantes: o decaes y dejas pasar el tiempo como un zombi esperando a su presa para comer, o te levantas del sofá y vas a buscar tú mismo tu menú.

¿Qué hacer si nos encontramos en dicha situación? Yo, personalmente, no soy quién para decirte qué o no debes hacer, evidentemente. Pero si que puedo hablarte de ambas situaciones.

En la primera, si nos vemos a disgusto con nuestro ritmo de vida, con nuestros quehaceres, la verdad es que cuesta mucho avanzar. Cuesta levantarse de la cama, encontrar una motivación, pensar… y es un bucle infinito del cual cuesta salir si no se hace rápido.

La segunda opción, la mas recomendable. Cierto es que no es tan fácil, con dejarlo escrito en un humilde blog no es suficiente. Es costoso, muy cuesta arriba y si, además, dispones de recursos mínimos, aun puede hacerse mas cuesta arriba. Pero hay que hacerlo. Hay que abrir los ojos mas allá de lo que se ve e intentar demostrar al mundo que, aunque quieran hacernos creer que todo está mal, que cuesta salir de una “recesión” y que, hagas lo que hagas, no vas a recibir ayuda por ninguna parte, TÚ si que puedes.

Si que puedes y lo harás. El resultado será mejor o peor, pero no será porqué no lo has intentado. ¿Prefieres decir que se te comió el tiempo o prefieres decir: YO puede con todos o, al menos, lo intenté.

A mi me han dado la oportunidad de intentarlo, de descubrir hasta dónde puedo llegar y lo que puedo ser capaz de hacer y, la verdad, es mucho mas gratificante que pensar que no vas salir del hoyo mientras te paseas en bata de guatiné por casa, con las zapatillas de felpa y mandando currículums que, sinceramente, dudo que lleguen a un destinatario concreto.

Bueno, pues con este post, quiero agradecer ésta oportunidad. Quien se sienta aludido que recoja el montón de abrazos que tengo guardados. Y, los que no, os animo a cambiar las cosas, a darle la vuelta y a tener paciencia. Roma no se hizo en 2 días, pero se hizo. ¿No vas a poder tú? Anda ya…

Share

…¡¡Y tú con casi 25 años y sin hacer nada!!

…y lo que duele eso.

Y es que somos el país con mas Ni-Ni’s de Europa: NI encontramos trabajo NI tenemos dinero para seguir estudiando. Pero, ¿alguien ve eso?

Y es que cuesta tanto creer en un sueño…. con los bolsillos vacíos.

Y es verdad: todo se ve mejor con un colchón con el que caer en caso de necesitarlo. Pero éste no es mi caso, y eso cada día pesa más. Pesa hasta el punto de verte con casi 25 años con una mano delante y, la otra, detrás. Y te pones en busca del empleo soñado. Ese para el que tanto y tanto has estudiado y el empleo que, cuando piensas en el, también piensas: con eso no trabajaré en la vida, será como un hobby remunerado. Pero ¡qué va! te ves dejando currículums en los sitios mas insospechados, yendo de entrevista en entrevista para, al final, no recibir ni un mísero correo o una llamada de “no nos interesas”. Deprimente, oigan.

Pero, el día menos pensado, aparece un trabajo. Que no es de lo que has estudiado ni es tu hobby remunerado, pero no importa, es un reto, algo con lo que crecer en el mundo laboral, algo que te hará ver las cosas de otra forma, algo que puede que te proporcione ese colchón soñado… algo que te haga sentir útil…

Y no me quejo, al contrario. Lo agradezco. Pero aun así, hay gente descontenta, gente con reproches… y yo ya no se que hacer.

A veces es mas importante el colchón emocional que el económico, pero eso todo el mundo no lo sabe ver… porqué no ve más allá de sus narices ni, tampoco, más allá de una nómina.

Amigos, no se si lo sabéis pero la ilusión mueve montañas. Aunque desempeñéis un cargo que no es el soñado, un trabajo que no os da satisfacción 100%, hacedlo. Hacedlo porqué esa será la única manera de sentir que sí, que podemos, que somos capaces…

y es una rueda de emociones –>

Sentirse útil -> Subir autoestima -> Sueldo -> Ahorros -> Colchón -> EMPRENDER.

Así es como me han venido a mí las cosas, y con mas apoyo o menos, lo voy a hacer… Os contaré, si procede, la experiencia, ¿vale?

¡¡EH EH!! Un momento, que quede claro… NO DEJÉIS NUNCA DE SOÑAR Y PERSEGUIR VUESTROS SUEÑOS, sea cual sea el método que se use para conseguirlos.

 

Share