Archivo de la etiqueta: bondad

Y… ¿Por qué no?

De verdad, ¿Por qué no?

 A veces, cuando nos vemos envueltos en situaciones que no nos gustan, que nos incomodan o, simplemente, no es el contexto en el que queríamos estar en este punto de nuestra vida, la frustración puede llevarnos a verlo todo de muchos puntos de vista distintos. Pero solo dos son importantes: o decaes y dejas pasar el tiempo como un zombi esperando a su presa para comer, o te levantas del sofá y vas a buscar tú mismo tu menú.

¿Qué hacer si nos encontramos en dicha situación? Yo, personalmente, no soy quién para decirte qué o no debes hacer, evidentemente. Pero si que puedo hablarte de ambas situaciones.

En la primera, si nos vemos a disgusto con nuestro ritmo de vida, con nuestros quehaceres, la verdad es que cuesta mucho avanzar. Cuesta levantarse de la cama, encontrar una motivación, pensar… y es un bucle infinito del cual cuesta salir si no se hace rápido.

La segunda opción, la mas recomendable. Cierto es que no es tan fácil, con dejarlo escrito en un humilde blog no es suficiente. Es costoso, muy cuesta arriba y si, además, dispones de recursos mínimos, aun puede hacerse mas cuesta arriba. Pero hay que hacerlo. Hay que abrir los ojos mas allá de lo que se ve e intentar demostrar al mundo que, aunque quieran hacernos creer que todo está mal, que cuesta salir de una «recesión» y que, hagas lo que hagas, no vas a recibir ayuda por ninguna parte, TÚ si que puedes.

Si que puedes y lo harás. El resultado será mejor o peor, pero no será porqué no lo has intentado. ¿Prefieres decir que se te comió el tiempo o prefieres decir: YO puede con todos o, al menos, lo intenté.

A mi me han dado la oportunidad de intentarlo, de descubrir hasta dónde puedo llegar y lo que puedo ser capaz de hacer y, la verdad, es mucho mas gratificante que pensar que no vas salir del hoyo mientras te paseas en bata de guatiné por casa, con las zapatillas de felpa y mandando currículums que, sinceramente, dudo que lleguen a un destinatario concreto.

Bueno, pues con este post, quiero agradecer ésta oportunidad. Quien se sienta aludido que recoja el montón de abrazos que tengo guardados. Y, los que no, os animo a cambiar las cosas, a darle la vuelta y a tener paciencia. Roma no se hizo en 2 días, pero se hizo. ¿No vas a poder tú? Anda ya…

Share

…Making friends…

Hola amigos, de nuevo.

Ha llegado el momento… he hecho PPPRRRFFFF…. en voz alta, tal que así:

¿Por qué? Bueno, pues voy a hacer amigos en 3…2…1…

Por algo que llevo pensando ya desde hace unos días: últimamente se me ha llenado el twitter de gente muy interesante, de verdad que si, desde que he enfocado «mi carrera» a algo concreto… pero, aun así, hay un montón que me sigue y todos dicen lo mismo: Comunity Manager, especialista en social media, marketing empresarial y demás historias relacionadas con el 2.0. Partiendo de la base de que, consciente de ello, mis twits no son de lo mas interesantes… a ver, ¿es preciso que todo el mundo diga exactamente los mismo? Quiero decir (y siempre partiendo de mi humilde conocimiento):

Cuando arrancó la ola de CM, el mundo, y cuando digo mundo, digo entero, se subió encima de ella. Un facebook, un twitter, un tumblr, un pintereset y… voilà! CM al canto. Si, me parece genial, de verdad, pero hay cosas que rallan la absurdez. Veamos algún ejemplo:

«Cómo crear el twit perfecto»… ¡¿El twit perfecto?! El twit perfecto es el útil, el que nos sirve a tus seguidores. Vale, ahora bien: que me lo diga una vez una persona vale, tomo nota, pero que me lo digan 30 y 3 veces por usuario… pues hombre, si, creo que me queda claro. Y no acaba ahí. Acaba al ver que un CM NO lo aplica… O el mismo usuario que me dice cómo hacer el twit perfecto, tampoco…

«Cómo encontrar empleo en redes sociales». Muy a mi pesar, estoy desempleada y, al principio, si que leía dichos twits… Y me sorprendo (las 5 primeras veces, después ya no) de ver que todos, absolutamente todos me dicen: ten tus perfiles actualizados. Y chimpún… Venga va, y ¿Qué? ¿Pongo mi foto o la del hamster?

«¿A quién seguir en twitter?. LLámame autónoma pero… ¿Puedo seguir a quién yo quiera? Gracias. Cae de cajón oye, yo sigo a quien me gusta lo qué dice, cómo y porqué… Se llama criterio, no regla establecida.

Bueno y así, miles y miles todos los días. Al principio seguía a todos pero claro, después de ver que son calcos unos a otros, permíteme el no seguir a todos.

Y, con esto, no quiero decir que el que trabaje en ello, sea un deshonroso… al contrario: me parece un trabajo genial, honrado y de tirada. Pero hay veces que se lleva al extremo de la absurdez. Y mas cuando un propio CM no aplica la norma que no hace ni 5 minutos ha twiteado…

También es verdad, y recalco este párrafo, que hay profesionales del sector muy pero que muy buenos, altruistas,  de los cuales he aprendido mucho y lo agradeceré siempre. Entonces, ¿Se está desprestigiando la profesión?

No. Nunca. Lo que pasa es que está perdiendo profesionalidad. Y hay que tener cuidado con eso. No todos por cambiar una bombilla son IT Eléctricos ni todos los que formatean un PC son IT Informáticos.

¡Ah! Se me olvidaba: ¿Y los oportunistas que hay al respeto? Me parece perfecto que se impartan cursos, ponencias, debates… hay que aprender a hacer las cosas bien, profesionalidad. Lo que no llego a concebir y, de verdad, me parte el alma es: Curso de Twitter, 300€, 25 horas… y las aulas repletas. Pongamos 15 personas, a 300€… suman un total de: 4500€. Pero chico, ¿Tanto te ha costado a ti aprender a hacer follows y listas en twitter, que debes amortizarlo a ese precio? Ah, y el colmo llegó el día que vi: curso de TweetDeck, 150€, 6 horas… Yo veo oportunismo, o como sacarle los cuartos a la gente con ganas de aprender y crecer profesionalmente en este campo.

Y, otra, que también me sacó una sonrisilla… ver como hay gente que se denomina CM pero no tiene ni idea ni de cómo funcionan las herramientas básicas. Si, hay que aprender, pero ¿Dónde queda eso que tantos perfiles me dicen de: aprende CM usándolo, tu mismo lo puedes hacer, hay miles de herramientas para ello y demás? si, a final de cuentas, lo que no saben, lo mandan hacer a otro… Y ¿el autodidactismo que tanto se afanan por proclamar los que de verdad entienden? Denomínate aprendiz, entonces.

Perdonadme por esto, pero es mi opinión tan respetable como otra pero, amigos, hay veces que me da la sensación de que me vendéis humo… La expresión es bastante común, no lo he inventado yo… Igual es por algo.

Y, de verdad, que no me gustaría para nada que esta profesión se desprestigiara por cosas como estas que leo todos los días. Yo misma se que el marketing en redes sociales o un comunity management bien hecho son de vital importancia pero… ¿Hasta qué punto?

Hagamos bien las cosas. Y, lo que no sepamos, google está para usarse, o eso me han dicho una treintena de CM…

Share

Outsourcing o cómo tomar el pelo descaradamente.

No se ni como empezar… pero necesitaba compartir esto con vosotros.

Me acaba de pasar un caso de «estafa intrusiva» (es el nombre que yo le he puesto) que, tengo que reconocer, casi me la meten doblada.

Y esa es la cara que se me ha quedado al descubrirlo.

Siempre ha habido gente que se aprovecha de, digamos, la mala situación de otros. En este caso, ha sido la de aprovecharse de gente que busca trabajo. El trabajo, ese gran desconocido… Pues si señores, hay gente que se dedica a atacar a este sector de la población, en el cual me incluyo. Puede que el desespero, la buena fe o incluso la necesidad no sea suficiente carga como para que salgan empresas con trabajos basura o, incluso falsos. Bueno, pues esto me acaba de pasar.

Situación: desempleada.    Ganas de trabajar: 1000    Opción: InfoJobs… y ya la has liado.

Y ¿por qué? Porqué desde la ignorancia y la necesidad vital de un trabajo, mandé el currículum a una empresa de las que se llaman OUTSOURCING (ojo al nombre). ¿Qué son esas empresas de «outsourcing»? DICHOSAS ETT’S… Ahora Doo-wap se llama Wekis, ¿no?

Estos, me ofrecían un trabajo que llamaremos X, reservando su identidad… Mañana iba a presentarme físicamente en esa empresa de «outsourcing» a la preselección (ojo al nombre, también) pero alguien mas curioso, con más experiencia y menos confiado que yo me a ayudado a decidirme si ir o no ya que, realmente, las dudas me corroían. Y, ¿qué hemos encontrado? Bueno, pues esto… originalmente no iba a ponerlo, pero ¡y qué!, quiero que lo sepáis bien y que esto os sirva para un futuro…

Recorte real de dicha Web:

 Y, buscando mas mientras escribo esto, he encontrado un montón de comentarios mas sobre la ETT en concreto… ooppsss perdon, Outsourcing.

 Bien, ¿a dónde quiero llegar?

1.- Mucho ojo con este tipo de historias… tienen todos nuestros datos con la consecuente del Spam, y de quién sabe dónde están esos datos…

2.- ¿Cómo puede haber gente tan desalmada? Hay gente que lo pasa francamente mal por no tener un trabajo y, estos, se aprovechan de esa desesperación y de esa necesidad, vendiéndonos la moto, prometiendo el oro y el moro para nada al fin y al cabo. Pensemos: ¿es moral? ¿ético? incluso ¿legal? ¿Hasta que punto es legal pagarle a una ETT? Que alguien me pase un enlace donde lo ponga…

En fin amigos, espero que esto os ayude a mirar, a tirar del hilo, y a preguntar a Google antes de meterse en una empresa así…  Yo, ya tengo la lección aprendida, nuevamente dando las gracias a alguien. Porqué, ya os digo, la buena fe a veces te hace meterte donde no debes.

Por cierto, mañana no iré a la «»»»»entrevista»»»»» que tenía con ellos… les he mandado un correo diciéndoles que no iba y que borraran todos mis datos… Os contaré la resolución de los hechos.

Share

La utopía de la bondad.

Últimamente, y con gente de lo más dispar, me estoy viendo envuelta en conversaciones sobre la actitud de la gente.. ¿Quién soy yo para juzgar a nadie, no? No juzgo, sino observo.

Observo que, por algún motivo o por otro, somos gente de costumbres…¿O personas mecanizadas? Nos levantamos, desayunamos, ducha, trabajo (o no), al supermercado, cenar, dormir… donde todo lo hacemos para un «yo», que es lo que nos define, una personalidad…un alma. Y, a veces, nos encerramos demasiado en ella.

Está claro que debemos pensar en nosotros mismos, que tenemos nuestras opiniones y, con ello, siempre adelante. Pero no solamente está eso. Somos tropecientos millones de personas en el mundo, conectadas de un modo u otro, y no está demás pensar en ello. Y es tan fácil como ponerte de pie en medio de una calle en hora punta y dar un giro de 360º, sobre tus piececitos… ¿qué ves? GENTE. Humanos que van y vienen. ¿Tan distintos a ti? No lo creo. Por eso, sabemos que quieren, esos desconocidos (o no) que vemos en la calle… Sabemos que queremos ser felices y, estudios demuestran que la gente buena, es mucho mas feliz que la que no lo es. Bueno pues, vamos a ser buenos y, por contagio, conseguir que otros lo sean…

Que bonito, ¿verdad? Pues no tengo ni idea de cómo se puede llegar a conseguir eso… Solo se que, yo, si que lo voy a intentar. A malas palabras, educación… A malos actos, indiferencia y, a la bondad, abrazos. ¿Lo intentamos juntos?

Me gusta la mala educación de la gente… Me hace sentir grande, inteligente y adecuada.

(Abby Moreno, y no olvides sonreir)

 

 

Share