¿Nos hemos equivocado de camino?

Me surge la duda después de los últimos meses…

Pero, ¿sabemos que es verdad? Quiero decir, ¿cuándo debemos asumir que hemos tomado el camino malo? Hay un dicho que dice: “mas vale tarde que nunca…” y, lamentablemente, en estos casos, tarde puede ser nefasto.

 

Las consecuencias que nos trae un error de tal magnitud pueden ser, incluso, irreparables… un gasto económico irrecuperable y desperdiciado, desmotivación a niveles desorbitados, baja autoestima y sensación de tiempo perdido… y esto es lo peor. Perder el tiempo. Tan largo y a la vez tan limitado y finito.

Cierto es que, quedarse lamentándote, es perder el tiempo aun mas… pero ¿qué hacer? No queda otra que apechugar con el error… Sí, se podría retroceder pero ¿a qué precio? ¿Es factible volver a empezar un camino de nuevo? Siempre dependiendo de lo que vaya a costarte… Y suele ser bastante.

Entonces, vamos a sentarnos en una piedra del camino, a la sombra, a pensar qué ha pasado, dónde hemos cogido el cruce equivocado y pensar… si seguir, retroceder o, simplemente abandonar…

Después te darás cuenta que, precipitarse, nunca va a dar un resultado 100% positivo, que no todo es como queremos que sea  y que, a veces, el esfuerzo no es suficiente…. ¿Es cuestión de suerte? pues tampoco lo creo… Es cuestión de limitaciones y ver si, en un futuro cercano, vamos a ser capaces de sobrepasarlas…

PD: recuerden: no se pretende desmotivar… es cuestión de sensaciones.

 

Share

Informática utópica... tanto que me gustaría que los que mandan no fueran los que son... que el dolar empapelara paredes y las sonrisas llenaran bolsillos...

¿Alguna alternativa o solución? ¿Me la comentar? Gracias.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *