La utopía de la bondad.

Últimamente, y con gente de lo más dispar, me estoy viendo envuelta en conversaciones sobre la actitud de la gente.. ¿Quién soy yo para juzgar a nadie, no? No juzgo, sino observo.

Observo que, por algún motivo o por otro, somos gente de costumbres…¿O personas mecanizadas? Nos levantamos, desayunamos, ducha, trabajo (o no), al supermercado, cenar, dormir… donde todo lo hacemos para un “yo”, que es lo que nos define, una personalidad…un alma. Y, a veces, nos encerramos demasiado en ella.

Está claro que debemos pensar en nosotros mismos, que tenemos nuestras opiniones y, con ello, siempre adelante. Pero no solamente está eso. Somos tropecientos millones de personas en el mundo, conectadas de un modo u otro, y no está demás pensar en ello. Y es tan fácil como ponerte de pie en medio de una calle en hora punta y dar un giro de 360º, sobre tus piececitos… ¿qué ves? GENTE. Humanos que van y vienen. ¿Tan distintos a ti? No lo creo. Por eso, sabemos que quieren, esos desconocidos (o no) que vemos en la calle… Sabemos que queremos ser felices y, estudios demuestran que la gente buena, es mucho mas feliz que la que no lo es. Bueno pues, vamos a ser buenos y, por contagio, conseguir que otros lo sean…

Que bonito, ¿verdad? Pues no tengo ni idea de cómo se puede llegar a conseguir eso… Solo se que, yo, si que lo voy a intentar. A malas palabras, educación… A malos actos, indiferencia y, a la bondad, abrazos. ¿Lo intentamos juntos?

Me gusta la mala educación de la gente… Me hace sentir grande, inteligente y adecuada.

(Abby Moreno, y no olvides sonreir)

 

Share

Informática utópica... tanto que me gustaría que los que mandan no fueran los que son... que el dolar empapelara paredes y las sonrisas llenaran bolsillos...

Gracias por tu BUEN comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *