…¡¡Y tú con casi 25 años y sin hacer nada!!

…y lo que duele eso.

Y es que somos el país con mas Ni-Ni’s de Europa: NI encontramos trabajo NI tenemos dinero para seguir estudiando. Pero, ¿alguien ve eso?

Y es que cuesta tanto creer en un sueño…. con los bolsillos vacíos.

Y es verdad: todo se ve mejor con un colchón con el que caer en caso de necesitarlo. Pero éste no es mi caso, y eso cada día pesa más. Pesa hasta el punto de verte con casi 25 años con una mano delante y, la otra, detrás. Y te pones en busca del empleo soñado. Ese para el que tanto y tanto has estudiado y el empleo que, cuando piensas en el, también piensas: con eso no trabajaré en la vida, será como un hobby remunerado. Pero ¡qué va! te ves dejando currículums en los sitios mas insospechados, yendo de entrevista en entrevista para, al final, no recibir ni un mísero correo o una llamada de «no nos interesas». Deprimente, oigan.

Pero, el día menos pensado, aparece un trabajo. Que no es de lo que has estudiado ni es tu hobby remunerado, pero no importa, es un reto, algo con lo que crecer en el mundo laboral, algo que te hará ver las cosas de otra forma, algo que puede que te proporcione ese colchón soñado… algo que te haga sentir útil…

Y no me quejo, al contrario. Lo agradezco. Pero aun así, hay gente descontenta, gente con reproches… y yo ya no se que hacer.

A veces es mas importante el colchón emocional que el económico, pero eso todo el mundo no lo sabe ver… porqué no ve más allá de sus narices ni, tampoco, más allá de una nómina.

Amigos, no se si lo sabéis pero la ilusión mueve montañas. Aunque desempeñéis un cargo que no es el soñado, un trabajo que no os da satisfacción 100%, hacedlo. Hacedlo porqué esa será la única manera de sentir que sí, que podemos, que somos capaces…

y es una rueda de emociones –>

Sentirse útil -> Subir autoestima -> Sueldo -> Ahorros -> Colchón -> EMPRENDER.

Así es como me han venido a mí las cosas, y con mas apoyo o menos, lo voy a hacer… Os contaré, si procede, la experiencia, ¿vale?

¡¡EH EH!! Un momento, que quede claro… NO DEJÉIS NUNCA DE SOÑAR Y PERSEGUIR VUESTROS SUEÑOS, sea cual sea el método que se use para conseguirlos.

Share

Informática utópica... tanto que me gustaría que los que mandan no fueran los que son... que el dolar empapelara paredes y las sonrisas llenaran bolsillos...