…A medio – corto plazo.

Me gusta despertarme, todos los días, con un mensaje, un “WhatsApp”, un lo que sea, en el teléfono. Y si, puede que sea un tanto extraño, pero todo tiene un porqué.

Se podrá pensar que es porqué vivo sola y es como una interacción en el mundo exterior; puede que sea porqué hay personas que te alegran los despertares con sólo un mensaje… puede que sí, pero puede que sea también por no leer esto:

EL PARO SUBE A 5’6 MILLONES DE PERSONAS” (fuente de “El Pais, Economia)

Si… posiblemente sea por eso. Y, también, posiblemente, sea por eso que, esta mañana cuando he bajado a la fruteria, me he encontrado a dos señoras hablando en la puerta de la misma:

-y, ¿qué voy a hacer?, si es que no hay trabajo… y, su compañera, le contestaba: -Mi hija “le ha dado puerta” al coche por no poder mantenerlo…

Y esas caras largas con ojos brillantes que tantas y tantas veces se ven por las calles. Esa desmotivación colectiva que llena marquesinas de autobús, semáforos en rojo y corrillos en las panaderías…

Y yo lo comprendo perfectamente. Y mucho. Pero no he venido a hablar de mi, sino de sensaciones. Esa sensación de riqueza en sentimientos cuando, al entrar a la frutería, la señora frutera te dice: -¡Vaya! Te volvemos a ver todos los días. Con una amplia y sincera sonrisa. Pues así, siempre.

Situaciones difíciles, muy difíciles… Ese “me sobra mes para mi final de sueldo”; ese “Tasazo” o aquel “Recorte”… Y lo comprendo muy bien, con cara larga y ojos brillantes.

Y, sabemos muy bien que esto no es a medio – corto plazo, pero ¡oye! vamos a intentar amenizarlo. Es fácil: estira las mejillas así como hacia atrás… eso es una sonrisa. Vale, ahora sal a la calle, saluda a los peatones desconocidos, da besos a los que conozcas… seguirás igual de jodido pero, al menos, estas transmitiendo positivismo a los demás… y es como una rueda, un bucle: si todos lo hacemos, a todos nos amenizan la mañana.

Si sonríe una cabra con brakets, tú también

Pruébalo, ¿Y por qué no? es de lo poco gratis que nos queda, eso y quejarse, y quejándonos solamente conseguimos recordar que tenemos algun dolor o alguna pena.

(A. Moreno, ….please, don’t forget to smile)

 

Share

Informática utópica... tanto que me gustaría que los que mandan no fueran los que son... que el dolar empapelara paredes y las sonrisas llenaran bolsillos...

2 comentarios en “…A medio – corto plazo.

¿Aun no has hecho sonreir a nadie? Déjame un comentario y lo habrás conseguido conmigo.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *